Formato condicional complejo - Construcción por partes

Una actividad muy frecuente que muchos usuarios medios y/o avanzados de Excel desarrollan desde la interfaz de usuario de esta aplicación, es la implementación de formatos condicionales sobre sus trabajos.

Sin duda, un Formato condicional en Excel es bastante útil cuando queremos marcar una o varias celdas con un color o quizás una fuente específica para hacer énfasis sobre determinados datos.


En este punto usted debe comprender que, cuando se habla de Formato condicional en Excel, siempre se están refiriendo a reglas de validación que se aplican sobre una o varias celdas y que, de cumplirse, dichas celdas cambiaran su formato al especificado por el usuario de manera personalizada mediante la herramienta que Excel tiene desde la interfaz de usuario.

Por defecto Excel tiene una gama de reglas para aplicar formatos condicionales (prestablecidos) que el usuario puede utilizar con tan sólo seleccionar las celdas y hacer unos cuantos clics. Por ejemplo: Escalas de color, Barras de datos, Conjuntos de iconos, Reglas superiores e inferiores, etc.

Sin embargo, cuando se trata de resaltar celdas que cumplan alguna condición lógica algo loca (compleja), Excel no cuenta con esas reglas para establecer la validación adecuada que cumpla con nuestros requisitos.

En esos casos la aplicación nos pone a disposición un elemento importante dentro del cuadro de dialogo Nueva regla de formato. Este sencillo cajón que muchas personas no utilizan por desconocimiento, no es más que un validador de reglas personalizadas que se implementan a partir de fórmulas que devuelven valores booleanos (falso o verdadero). Clic en la imagen para ampliar.


Aquí hay que comprender que una fórmula tradicional por sí sola no sirve para implementar un formato condicional, puesto que muchas de esas fórmulas no devuelven valores lógicos booleanos de (falso o verdadero) que la herramienta Formato condicional entienda correctamente.

Sin embargo, sí que es válido construir con esas fórmulas estructuras que devuelvan dichos valores (falso o verdadero). Para ello, sólo debemos realizar comparaciones directas que involucren los resultados de las fórmulas con los valores de interés que deseamos utilizar como criterios para devolver las reglas que deseamos construir.

Por regla general, una comparación que devuelve un valor booleano sin duda utiliza los operadores de comparación. Esto que a usted le puede sonar algo tonto y hasta trivial, es la clave para crear las reglas de validación que pueden usarse dentro de un Formato condicional. Los operadores de comparación desde luego serán: el mayor, el menor, el igual, el mayor igual, el menor igual, y el diferente.

Si quieres observar un ejemplo práctico que detalle estos conceptos, haz clic aquí y aprende algo nuevo con este video.